Home » Actividad profesional

Actividad profesional

 - Dra. Cori López Xammar

Donde quiera que haya un ser humano que sufra alguna patología, hay un ser humano que esta recibiendo un mensaje profundo y personal, ocasión fantástica para invitarle a recomponer algunos hábitos de su vida, los hábitos mentales y la manera de vivirse a si mismo.

A partir de la exploración del mundo emocional del paciente y de los códigos vitales aprendidos a lo largo de su vida y con los que vive, diseño la actitud a seguir. Después del diagnóstico, decido cuál es el camino terapéutico que debe iniciarse.

Escojo la técnica que le puede ayudar a hacer más suave y más comprensible su recorrido evolutivo y la acompaño terapéuticamente para lograrlo.

Suelo utilizar la Escucha Evolutiva como técnica ansiolítica para mejorar la conciencia de sí mismo. De esta manera se consigue mejorar la capacidad de identificar los propios patrones, creencias y actitudes que se han acumulado a lo largo del tiempo y a la vez facilita la predisposición al cambio.

Debemos proseguir e ir a la prolongación de lo que Tomatis inició. Nos dirigimos a la Escucha Evolutiva terapia que utiliza sus bases pero que ha avanzado en el tiempo y se dirige a complementar el mapa de posibilidades.

En realidad al inicio se trata de una estimulación neuro-sensorial, pero es solo el inicio. La puesta en marcha de una rehabilitación auditiva, es el sustrato mecánico de la escucha y una estimulación neuro-sensorial, es evidente que no nos va a llevar a la liberación del alma, ni a la humanización, ni a la plenitud espiritual. Para llegar ahí, necesitamos trabajar un poco más y ningún artilugio electrónico va a poder hacerlo por nosotros.

En la Escucha Evolutiva se han introducido cambios tanto en la interpretación de los parámetros analizados para emitir un diagnóstico como en la dinámica misma de la terapia.


Insto a mis alumnos terapeutas a introducirse en el conocimiento profundo del potencial del alma humana, comprendiendo que la sabiduría se encuentra en la misma naturaleza de las cosas y su armonía.

No aconsejo que el terapeuta se forme de una manera insuficiente y posteriormente se asocie a Asociaciones varias repartidas por todo el mundo, con frecuencia acomodándose a hacer lo que se dicta en el grupo sin ejercitar la búsqueda y la evolución terapéutica expansiva en si misa. No lo aconsejo. No es más que una actitud dependiente y que en mi opinión aborta la creatividad del terapeuta.

Les invito a participar en el juego fascinante de vivir con un código sereno, armónico y con el lenguaje de la compasión la paz y el amor que nos proporciona nuestra actitud de escucha profunda.

En realidad, la mente domina a la materia, la emoción la cambia y el amor la sana.